Correspondencia hacia Montpellier
12 diciembre, 2020
Enigma matemático 09 : ¿Cuál es el valor de la incógnita?
15 diciembre, 2020

 Utilizamos el naufragio de Robinson Crusoe para relatar la odisea de otros náufragos. Un planeta lejano, una isla perdida en el océano, una inmensa selva…son lugares donde nuestros escritores han perdido a sus personajes. Pero, con ingenio y suerte, algunos de ellos han podido regresar a sus casas, y nos han traído el diario de sus aventuras.


DIARIO DE UN NÁUFRAGO

Hola, soy Carolina ,la tripulante número  062  de la nave espacial 05326 . Mis compañeros  se han fugado en la nave de emergencia y me han dejado tirada en medio del espacio .Hace unos 45 minutos un meteorito chocó contra la nave y desde ese momento el módulo espacial no ha dejado de dar vueltas y no sé dónde llegará, y tampoco sé cómo volveré; así que deseadme suerte .

DÍA 5 /ENERO/2020

La nave al fin ha dejado de dar vueltas, he decidido salir de el módulo espacial porque no sé donde estoy. Por el aspecto rojizo del planeta aparenta ser Marte, pero no estoy segura.

DÍA 6/ENERO/2020

Efectivamente, el planeta es Marte .He descubierto un río con poca agua que parece ser potable.

DÍA 8/ENERO/2020

He investigado un poco más el terreno. El río sí tiene agua potable, menos mal. De este modo tendré suministros para cuando ya no me quede más agua en la nave nodriza. He llegado a la conclusión de que si hay agua, debe de haber vida en algún lugar.

DÍA 26/ENERO/2020

Hoy he intentado comunicarme con otras naves, pero no he recibido señales de vida. Esto me preocupa porque el oxígeno no podrá durar mucho más.

DÍA 13/FEBRERO/2020

¡He descubierto algo muy importante! He encontrado un animal muy similar al camaleón y lo estoy investigando. Ya sé que no es venenoso,

Se me hace muy difícil investigarlo ya que, cuando me ve, sale corriendo. Parece tener un trauma con los humanos.

DÍA 18/FEBRERO/2020

Hoy, cuando estaba vigilando al animal, me he encontrado con un pequeño libro que he abierto. No me esperaba para nada lo que me he encontrado en su interior. Lo he llevado a la nave y lo he limpiado un poco antes de empezar a leerlo. Bueno, ya sé cuál es el origen del animal, se llama “Chamaeleonidae” (nombre científico del camaleón). Los seres  que vivían en este planeta le pusieron ese nombre en honor a la Tierra . Al parecer hace millones de años estos seres murieron debido a la explosión de una estrella. El trauma que tiene el camaleón con los humanos se debe a que estos seres se los comían o los mataban. Ya no pude leer más porque no había más páginas.

DÍA 9/MARZO/2020 

El camaleón ha cogido más confianza y ahora me deja examinarlo, e incluso come de mi mano. He vuelto a intentar comunicarme con la Tierra, y esta vez sí han contestado. Dicen que vendrán a rescatarme pronto. He pensado llevar a el camaleón conmigo.

DÍA 16/MARZO/2020

¡Hoy es el gran día ! ¡HOY POR FIN VENDRÁN A RESCATARME! .Estoy muy feliz al saber que podré volver a ver a mi familia 🙂 con este texto me despido de vosotros. ADIÓS!!

Carolina Bravo Chorioco 1º D

DIARIO DE UN NÁUFRAGO

Me llamo Mario y naufragué por culpa de una ola gigante durante una excursión en barco con el instituto. Cuando llegué a la isla, cuál no sería mi sorpresa, porque no estaba solo, pues allí me encontré con mi compañera Celia.

Día 1, 13 de abril. Hemos trabajado para hacer herramientas de piedra: una espada, una lanza, un cuchillo, dos picos, dos hachas y dos azadas.

Día 2, 14 de abril. Trabajamos un poco en la casa. Celia construyó una parte y de momento no le había quedado mal; yo, mientras tanto, cultivé unas semillas de trigo y de patatas, y también pesqué un poco. Además, hicimos una hoguera para cocinar.

Día 3, 15 de abril. Aparecieron dos cabras, pero no las matamos, las domesticamos para que nos dieran leche de cabra ( es obvio, jijiji).

Día 4, 16 de abril. Terminamos la casa y quedó muy bien y también hicimos un jardín para las cabras, aunque nos dimos cuenta de que se comían lo sembrado. Encontramos una gran mina de hierro. La piqué para conseguir el material y con el metal mejoramos las herramientas de piedra, que ahora son de hierro.

Día 5, 17 de abril. Hicimos unas cajas para guardar la comida y también hicimos mesas, sillas y hasta una cama, la cual compartimos.

Día 6, 18 de abril. Encontramos todo un bosque de palmeras con cocos, así que cogimos todos los que pudimos.

Día 7, 19 de abril. Los cultivos que planté dieron trigo y patatas. El trigo se destinó para el pan y las patatas se guardaron como último recurso.

Día 8, 20 de abril. Hicimos dos arcos con unas cuerdas que aparecieron de la nada y 32 flechas de piedra. Aunque parecían de juguete, eran tan efectivas como las de hierro. Además, con el hierro que sobró hicimos unos escudos.

Día 9, 21 de abril. La ropa que teníamos estaba muy rota, así que Celia hizo prendas nuevas. Pero yo no me quedé sin hacer nada, sino que fui a cazar un león que habíamos visto por la zona. El león no me atacó, pues creo que quería que lo domesticara, así que lo hice en muy poco tiempo.

Día 11, 23 de abril. Ayer descansamos. Pero hoy pasó un barco y con una señal de fuego, los avisamos y nos rescataron. El león se ha venido con nosotros, aunque lo dejaremos en un zoo. Espero que nos dejen estar con él dentro de su jaula cuando vayamos a visitarlo.

Mario Ganaza Borreguero, 1º D

DIARIO DE UN NÁUFRAGO

Yo soy Arturo, llevo años trabajando para lo que hoy va a pasar. ¡Hoy iré a Marte para hacerlo habitable! Voy en un cohete equipado con agua, tierra, semillas de lechuga, aire y otros elementos necesarios para la vida.

El cohete despegó a las 18:42 de la tarde del día 2 de septiembre de 2030

¡EL COHETE SE DESVIÓ!

Tenía 22 años cuando pasó. me empezaron a mandar mensajes a través de ondas, que decían que me había desviado y algunos mensajes de amigos despidiéndose en un video que me llegó 7 horas después. Decía lo siguiente:

« No sabemos dónde estás ni si sigues vivo, pero ve este video´´ . Lo vi y me salían fotos de una reunión con gente conocida, había amigos, familiares,

compañeros de trabajo…

Todos hablando sobre mi vida…

¡¿HACIA QUÉ PLANETA IBA EL COHETE?!

Día 1. Hace 9 horas que despegué y me acabo de estrellar contra un planeta que, según el video, es habitable.

Me quité el traje, me bajé del cohete, y pisé aquel suelo extraterrestre. Delante de mí había un mar muy extenso que se perdía en el horizonte, y yo estaba en la parte terrestre, que estaba formada por rocas volcánicas, con pequeños charcos de magma, muy abundantes por esa zona.

Fui al cohete a por semillas, las cogí, y al salir me resbalé. Cayeron todas las semillas al mar, y para mi sorpresa… ¡Crecieron literalmente en un segundo!

Imaginé que debió de ser por alguna característica de la atmósfera o del agua de aquel lugar.

Quise comerme una cuarta parte del cultivo, otra cuarta parte la reservé para alimentarme cuando lo necesitara; y ,por último, la otra mitad la utilicé para fabricar una cama de hierba, porque se estaba poniendo el sol, y al poco rato ya habría anochecido. Me acosté en la cama de hierba y, la verdad, me costó trabajo dormir, debido al frío y a la cama, que era sumamente incómoda.

Día 2.

Me he comido el otro cuarto restante del cultivo; y conforme va pasando el tiempo después de haberlo comido, me va entrando hambre. Y de repente, veo a una especie de rana roja que desprende humo, saliendo del magma y yendo hacia mí; la termino atrapando. Pero mis manos empiezan a arder, por culpa de la temperatura corporal sumamente elevada de aquel ser. Me meto en el agua con la criatura y yo me dejo de quemar, dejándome una gigantesca quemadura en el antebrazo, pero el extraño ser se secó, y murió.

Y yo, muerto de miedo por la dudosa comestibilidad de la criatura y envenenado por el hambre, le pegué un pequeño mordisco y caí en un profundo sueño, que me trasladó a la tierra, donde todo el mundo había desaparecido.

Día 3. Desperté de aquel sueño y, asustado, miré hacia los lados. Vi cómo una cúpula de cristal muy densa me rodeaba. De repente escuché una voz por radio que se emitía a través de un megáfono en la pared que decía lo siguiente: «¡El sujeto 3309-8672 ha despertado! ¡Vayan evacuando la zona! Tenemos a un humano de antes de la catástrofe vivo.´´

Desde entonces permanezco y moriré aquí encerrado.

Arturo Jiménez Peña 1ºD

DIARIO DE UN NÁUFRAGO

Mi nombre es Seve. Fui convocado para investigar un nuevo planeta, pero de camino a este, un meteorito se interpuso y me desperté en este lugar.

Ayer me arrastraron las olas del mar y me desperté en la orilla de la playa. Cuando me levanté del suelo, miré hacia atrás y vi miles de árboles rodeándome, como si estuviera en una selva. Me asusté, porque pensé que estaba sólo en este planeta desconocido, así que empecé a correr asustado y alterado.

DÍA 1/9/2032

Ayer me alteré bastante y pensé que debería de empezar a creérmelo. Pienso que la vida me ha dirigido hacia este camino por algún motivo. Debo sobrevivir. Hoy he decidido investigar un poco los alrededores para ver dónde me encuentro. Y efectivamente, estoy solo en este extraño planeta.

DÍA 2/9/2032

Hoy he ido a buscar algo de comida para poder alimentarme. He visto un conejo, he hecho el maratón del año, pero he conseguido cazarlo.

DÍA 3/9/2032

Hoy he decidido alejarme de esa zona. He visto un lugar sin árboles en el cual podría hacerme una especie de guarida para estar más a salvo de estos extraños animales.

DÍA 4/9/2032

Hoy se me ha acabado el conejo que cacé el día 2. He ido a buscar otro animal para cazar. Capturé una liebre y tendré para unos 3 días alimento.

DÍA 5/9/2032

Ayer, mientras buscaba la liebre, vi como una especie de río en el horizonte,pero estaba cansado y no tenía ganas de ir. Hoy he decidido ir a verlo. Bebí agua como un loco, sin pensarlo, ya que llevaba varios días sediento. Me metí en el río y nadé un poco. Recolecté unas cuantas hojas secas, dos palos y, con todo esto, conseguí hacer el fuego. Tenía bastante frío y esta candela me calentó lo suficiente.

DÍA 6/9/2032

Recuerdo el último día que estuve en la nave: los especialistas de la Nasa estaban asustados preguntando por mí, pero no consiguieron contactar conmigo. Escuché como alguien decía:

-No te preocupes ,Seve, iremos a salvarte al lugar en el que estés.

Hoy sigo con la fe de que puedan venir a salvarme.

DEL DÍA 6 AL 18/9/2032

Durante estos días he estado cazando y sobreviviendo como he podido. He construido una cama bastante cómoda y una mesa con maderas. Todas las noches estoy haciendo una candela porque hace demasiado frío.

DÍA 20/9/2032

Hoy no he dormido casi nada. En mitad de la noche comencé a escuchar unos ruidos bastante raros y decidí levantarme. De repente, vi una nave sobrevolándome y supuse que me estaban buscando a mí. Empecé a correr y a gritar intentando llamar su atención. Pero no lo logré y escribí en el suelo: Help me!!

DÍA 28/9/2032

La nave lleva varios día sobrevolando este lugar, pero supongo que no habrán visto mi mensaje. Volví a escribir lo mismo, pero mucho más grande, en el suelo.

DÍA 29/9/2032

Vi que de repente la nave sobrevolaba a un nivel bastante bajo y aterrizó en el suelo.

Me acerqué y me dijeron que si me llamaba Seve. Yo les respondí que sí, contento y feliz. Me dijeron que eran especialistas de la Nasa y que habían venido a salvarme. Me monté con ellos en la nave y me llevaron al planeta Tierra.

Me encuentro bien, vivo y feliz, con mis amigos y mi familia.

SOFÍA MARTÍN ROLDÁN , 1º D

DIARIO DE UN NÁUFRAGO

Día 3/2/20

Mi tripulación y yo hemos pisado tierra de Marte. Hemos empezado a construir el campamento para analizar muestras del planeta y poder descansar.

Día 10/2/20

Mi tripulación y yo hemos recibido órdenes desde la Tierra de que tenemos que regresar a nuestro planeta, ya que se acerca una gran tormenta de arena.

Mañana partiremos hacia la Tierra.

Día 11/2/20

Estoy solo en Marte. La tormenta nos pilló antes de lo previsto. Mientras yo caminaba hacia la nave, las fuertes ráfagas de viento me hicieron caer y no poder llegar a antes de que zarparan. Mi tripulación se ha ido sin mí. Lo único que tengo es un coche para explorar el planeta, un campamento sin terminar de construir, botellas de oxígeno, que son pocas para el tiempo que he estado calculando que voy a estar aquí atrapado y por último un

almacén. Hoy he estado buscando los planos del Ala Este del campamento, pues allí se encuentran las habitaciones de descanso.

Día 12/2/20

He encontrado los planos y los materiales que están en el almacén. Por sorpresa, al abrir el almacén (de unas dimensiones impresionantes) me encontré una nave monoplaza con suficiente espacio para transportarme a mí y algunas muestras del planeta. Desgraciadamente, no funciona, pues necesita combustible y las alas están destrozadas. Bueno, pero me puse manos a la obra y cogí los materiales del Ala Este del campamento y empecé a construir el Ala ESTE.

Día 13/2/20

Me he despertado temprano para seguir construyendo el Ala Este, pero hoy no voy a dedicar todo el día a construir, sino también a explorar. Gracias a Dios, el coche estaba hasta arriba de combustible. Iba a hacer esta exploración, porque, como han descubierto cauces de ríos y si tuviera suerte de que tuvieran agua, podría sobrevivir.

Día 14/2/20

No he conseguido llegar muy lejos debido a las rocas que hay. No encontré nada de agua, pero no me he desanimado y he seguido construyendo el Ala Este del campamento.

Del día 15 al 20/3/20

Me he pasado estos días construyendo el Ala Este y ya la he terminado.

Día 21/2/20

Hoy he enviado un mensaje a la Tierra y he calculado que tardará en llegar un día. Mañana esperaré una respuesta.

Día 22/2/20

Han respondido a mi señal de auxilio. Han dicho que dentro de unos tres días estarán aquí, así que me dedicare estos días a empezar a montar otra parte del campamento para que, cuando venga otra tripulación, puedan tener casi terminado el campamento.

Del día 23 al 27/2/20

Estos días me he pasado construyendo el Ala Oeste del campamento, solo queda la mitad. También han llegado los astronautas a rescatarme. Creo que no volveré a pisar este planeta nunca más en mi vida, ya que me ha hecho sufrir demasiado.

Rubén Ruiz Ruiz, 1º D
Programa ComunicA
Programa ComunicA
El programa tiene como objetivo primordial ofrecer estrategias y recursos metodológicos que puedan complementar el currículum escolar con medidas de apoyo para la mejora de la lectura, la escritura y la lengua oral.

Comments are closed.