Inventando palabras
9 diciembre, 2020
Calificaciones de la 1ª evaluación
11 diciembre, 2020

Los alumnos de 1º D están leyendo la famosa novela Robinson Crusoe, de Daniel Defoe, y nos ha parecido muy interesante enviar una carta al náufrago para que sepa que no lo olvidamos y que nuestra vida gira en torno a sus recuerdos. Es triste, pero a la vez esperanzador, saber que, aunque esté lejos, puede seguir vivo y sintiendo la viva esperanza de volver a vernos.

Como fuente de inspiración hemos escuchado la canción En el muelle de San Blas  del grupo mexicano Maná, y hemos recitado la famosa carta de .Federico García Lorca, donde pide a su amor que le escriba.


EL POETA PIDE A SU AMOR QUE LE ESCRIBA

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

 Federico García Lorca. Sonetos del amor oscuro 



MENSAJE EN UNA BOTELLA

Amor de mis amores, tesoro mío, en vano espero tu palabra escrita.

En el muelle de San Blas cada día te sigo esperando. Tantos amaneceres he visto lejos de ti y tantas noches he esperando sin tus caricias… Todavía, ni una señal tuya, ni una palabra tuya. Tantos besos arañarados a mis recuerdos no los dejaré por perdidos.

¿Acaso ya te cansaste de mí? Pues yo no te puedo olvidar y con mis propias lágrimas me estoy ahogando, llorándote aquí cerca del mar.

Te amaré hasta el fin de mi vida, porque eres un regalo de los ángeles que ha caído sobre mi alma. Bajaría la Luna si con ello tú volvieses al muelle sano y salvo. Si tú no vuelves muero de amor, sola en este muelle sin rumbo.

Tuya siempre.

Anna Tereschenko


MENSAJE EN UNA BOTELLA

Amor , amor mío, hoy escribo esta carta para recordarte tus palabras: me juraste que volverías y yo jure que te esperaría.

¿Dónde estás ? ¿ Recuerdas lo que alguna vez fuimos?

Aquí estaré esperando , esperando que llegues, y de aquí no me moveré. Aquí en el muelle esperaré con ansias tú llegada, con tantas ganas de verte como el primer día , amor de mis amores , en el mismo sitio en que me dejaste, con lágrimas en los ojos y con tu foto por delante.

Llevamos dos años separados y parece que llevamos toda la vida, esos viajes que planeamos a Disney , al Caribe, nuestro viaje de novios… Te has ido y no regresas, te fuiste de viaje de novios sin novia.

Me están pasando muchas cosas…Cada día me despierto con más ganas de verte y de besarte ,aunque yo sé que para eso falta mucho tiempo. Me quieren meter en un manicomio porque voy todos los días al muelle con el vestido de novia a esperar tu llegada, la llegada de lo mejor que tengo en esta vida.

Pienso en ti desde que me levanto hasta que me acuesto. Si vuelves vamos a celebrar la boda por todo lo alto. Nos hemos casado, pero no lo hemos celebrado ; así que cuando llegues, lo celebraremos por todo lo alto.

Quiero que nunca te olvides de mí, es lo único que te pido, al igual que yo nunca te voy a olvidar.

¡¡ TE AMO !! Muchos besos, mi amor. Espero tu regreso.

Amanda Ruiz Jiménez, 1º D


MENSAJE EN UNA BOTELLA

Amor de mis amores, vida mía, en vano espero tu palabra escrita…

Mi vida, aquí sigo esperándote bajo el sol del mar, como dijiste aquella vez…Sigo esperando tu sombra sobre el amanecer, tus huellas sobre la arena de la playa, tus labios con sabor a miel.

Ya han pasado siete años desde que te vi por última vez, y sigo y seguiré recordando tu rostro, y tu mano con el anillo que me entregaste aquel día como señal de nuestro compromiso.

Desde que te fuiste todo es diferente, nuestros hijos han tenido otros hijos ,que pronto se casarán, y yo esperaré que compartas esa celebración con nosotros, porque yo nunca me cansaré de esperarte.

Durante estos siete años me he dado cuenta de que la vida sin ti no es vida. En esta botella te mando algunas fotos de nuestros recuerdos pasados, y aquí, en el puerto de Santa María, sigo y seguiré esperando tu palabra escrita.


NACHO LUQUE RODRíGUEZ – 1ºD ESO

Comments are closed.